Cuantos Versos Tiene El Poema Cultivo Una Rosa Blanca

El libro, por los temas que trata y por la dureza con que los trata, chocaba frontalmente con lo que la sociedad esperaba de una escritora; o sea, rompe por completo los límites, el canon de lo que era la escritura de una mujer8. Era preciso «resguardar» a Rosalía de los ataques que iba a recibir por su obra. Murguía, aparte de conseguir que un prologuista de prestigio como Emilio Castelar arropase a la autora con sus encomios, debió convencer a Rosalía de la necesidad de una captatio benevolentia que paliase el contenido del libro. Conocía bien a su mujer y, si fueran un sarcasmo, no las habría citado9. Las restricciones de esa incipiente literatura femenina afectaba a los géneros, a los temas e inclusive a los sentimientos.

La novela y el teatro parecían impropios para la mujer porque implicaban una experiencia de las pasiones de la vida que ellas no debían conocer. Gustave Deville llegó a afirmar que tenía que ver con una incapacidad orgánica4. Y, aunque se aceptaba a las poetas, había temas y sentimientos que les estaban vedados.

Dile al rostro que ves al mirarte al espejo,que es tiempo para él, de que modele a otro,ya que si su fresco estado, ahora no renuevas,le negarás al planeta y a una madre su gloria. Mi intención, y con esto termino, es conseguir una mayor musicalidad en la lectura traducida de los Sonetos sin pérdida de los contenidos, y sobre todo, modestamente, un acercamiento entre las dos lenguas por los caminos de la Poesía. Asimismo dicen, y sirva esta cuenta como simple anécdota, que los sonetos son 154. De todos modos son 151, puesto que el número 99 tiene un encabezamiento con el primer verso que no se corresponde en el primer cuarteto y que en el original se compone de quince versos.

Tareas 6º Nivel Principal Sede Primavera Lunes 9 De Junio 2014 Materia Descripción Referencias

Solo desde 1840 se muestran habitualmente poemas firmados por mujeres en publicaciones periódicas. Pero la puerta que se abrió era estrecha y daba a ingreso a un mundo muy con limite, e, incluso a veces, falso1. Rosalía es una rareza en el panorama de la literatura femenina del siglo XIX en España. Prosigue leyendo con nosotros estaspoesías cortas para pequeños.

Pero tú, destinado a tus refulgentes ojos,5alimentas la llama, de tu luz con tu esencia,creando carestía, donde existe abundancia.Tú, tu enemigo, eres cruel con tu alma. Queremos que propaguen, las mucho más preciosas criaturas,su especie, por el hecho de que nunca, pueda fallecer la rosay en el momento en que el ser maduro, decaiga por el tiempoperpetúe su memoria, su joven heredero. Sin embargo, los de Luis Astrana Marín, el mucho más conocido de los traductores de nuestro poeta , aportaron gran cantidad de entendimientos a mi trabajo. En el año 1918, Fernando Maristany incluye en su libroFlorilegio una traducción de poemas de múltiples lenguas, 13 sonetos de Shakespeare que, si bien menciono, poco me ayudaron.

Los Zapaticos De Rosa

Las de ella son horribles; él se limita a desdeñarlas porque -afirma- las maldiciones de malas mujeres nunca se cumplen en los soldados. Otro ejemplo puede ser el breve poema en el que una mujer decide dejar que se sequen los rosales y que se mueran las palomas que pertenecían al hombre ausente («Non coidaréi xa os rosales»). Lo que queda de manifiesto es su desesperación, su mal, pero no entendemos nada de su crónica. La que habla podría ser la mujer de ese emigrante que no desea volver («Que lle digo?») o la que hace aparición en «Tecin soia a miña tea», varios años después de aquella cariñosa espera.

Las opiniones sobre su religiosidad son contradictorias, tal como lo son las manifestaciones que tienen la posibilidad de rastrearse a lo largo de su obra. Los biógrafos solían insistir en las virtudes evangélicas de su vida y en los detalles de su muerte tras recibir los sacramentos. Los investigadores de su obra, por el contrario, destacan en su mayor parte su desesperada visión del mundo. El poema de cultivo “Una rosa blanca” lo leí de pequeña, casi joven, aunque no recuerdo ni dónde ni por qué razón lo leí. Pero la verdad es que se quedó gravado en mi cabeza, en mis recuerdos infantiles. Varios años después volvió a aparecer este poema, ya en un libro de poemas que guardo con bastante cariño.

Me baso para esa interpretación en las coincidencias de la negra sombra con los aspectos con que Rosalía, a lo largo de varios poemas, caracterizó a su mal. Con la negra sombra expresó de manera simbólica su trayectoria espiritual, desde la promesa inicial de poder eludir ese mal , hasta el convencimiento de que era inseparable de su vida. Los poemas del libro desmienten totalmente esas palabras. Ella misma dice de sus versos que son un grupo de tojos y zarzas, ásperas como sus penas y fieras como su mal. Acoplando razones de orgullo al cotejar,5sol y luna, con ricas, gamas de tierra y mar,con las flores de Abril y toda cosa extraña,que el aire de este mundo, almacena bajo su cúpula. Unas veces se le imponía una visión de la vida absurda, y otras veces el deseo de encontrar un sentido la llevaba hacia viejas creencias.

El Dios Del Día A Día

Mover estos endecasílabos en inglés a español supone un auténtico ejercicio de interpretación que nunca satisface, dadas las diferencias entre las dos sintaxis. Por ende, había que buscar una manera de medida poética que con la musicalidad precisa nos permitiera la traducción, sin pérdida de los contenidos. Esto me llevó como medio más posible a escoger el alejandrino español, medida poética que por su mayor extensión en todos y cada verso me permitiera mayores logros.

¿Quién tendrá fe en mis versos, en el tiempo futuro,estando tan colmados, de vuestras propias glorias? Sin embargo, Dios, sabe, que soy solo una tumbaque apenas la mitad de tu ser oculta. Entonces la visión de esa infidente clase,me hace veros tan joven y rico en ese radical,10cuando el Tiempo insaciable, se alía con la Ruina,por cambiar tu esplendor, en mezquindad nocturna.

Poesía Actividades:

Cantemos hoy, hermanos la Gloria de Cristo; sólo Él es Beato Y está vivo contigo. Pienso que en el fondo es una invitación, un ruego, a fin de que entre todos trabajemos en el cultivo de un jardín pleno de rosas blancas. En este momento, en uno de esos periodos en los que las emociones se disparan, agitan y centrifugan, están en medio de una efervescencia y ya no sé quién soy ni cómo soy.

Rosalía sigue también esa línea, pero va más allí, cuestionando el sentido del canto. El poeta canta porque está en su naturaleza, pero, como ser pensante, se pregunta qué sentido tiene, y si quizás no será un vicio, una pasión, o una enfermedad del alma. Aun de esta manera, reclama el derecho a redactar, a no ser menos que otros elementos de la Naturaleza. Además de la poesía de tema popular podemos encontrar en Follas novas poemas puramente líricos, que serán los mucho más abundantes en su último libro, En las riberas del Sar, anunciado un año antes de su muerte. Rosalía dio voz a un pueblo que había olvidado durante varios siglos su lengua culta.